Luego del intento fallido del gobernador Miguel Lifschitz antes de las elecciones que determinaron la victoria de Omar Perotti, fueron los radicales Mario Barletta y Julián Galdeano los primeros en manifestar la “necesidad” de avanzar sobre la reforma de la Constitución de la provincia de Santa Fe. Y el viernes pasado, fue el interbloque justicilista de la Legislatura provincial el que presentó una iniciativa en el mismo sentido. El diputado Leandro Busatto explicó por qué el peronismo santafesino considera que este es “un buen momento” para buscar consensos y no antes, cuando lo propuso el socialismo.

La idea del interbloque justicialista de la Cámara Baja de la provincia es avanzar sobre la necesidad de reformar la constitución antes del 30 de noviembre, cuando terminan las sesiones de la Legislatura santafesina. El objetivo es que dentro de dos años se convoque a la elección de convencionales constituyentes y que en 2022 se realice la convención que pueda actualizar la actual Carta Magna de Santa Fe. Pero hay un largo camino por recorrer todavía.

En contacto con el programa La primera de la tarde (Radio 2), el diputado en funciones que fue electo y renovará su banca el 10 de diciembre, Leandro Bussato, destacó que e su espacio están “convencidos de que una instancia tan importante necesita de un análisios político e institucional generoso, que trascienda las apetencias electorales y las especulaciones políticas de cada sector”.

“Lo que hicimos el viernes fue ratificar nuestra voluntad reformista”, señaló el legislador. Y opinó que “es una buena instancia, en este recambio político que vamos a tener en la provincia”.

Después, Busatto explicó por qué ahora sí y antes no: “Porque creemos que en agosto de 2018 lo que hizo el actual gobierno fue buscar la reelección tomando como rehén a la Constitución. Por eso decimos que la voluntad de reformar la Constitución tiene que estar desprovista de este tipo de especulaciones”, aseguró.

Después ratificó que “ahora sí es un buen mmento porque no tenemos un proceso electoral que pueda contaminar esta decisión”.

El diputado advirtió que “el socialismo tuvo más interés en la reelección que en la reforma de la Constitución propiamente dicha”.

Busatto estableció que “dejada atrás cualquier posible especulación electoral, nosotros ratificamos nuestra voluntad de avanzar hacia la reforma de la Constitución”. Y agrgó que “además nos estamos aventurando a encontrar los consensos necesarios para que esta reforma finalmente suceda”.

“El plazo que nos propusimos son las elecciones municipales de 2021 para la elección de los convencionales constituyentes y el 1 de marzo de 2022 para la reforma de la Constitución”, anticipó.

Consultado sobre la opinión del gobernador electo Perotti, el diputado dijo que “Omar no ha intervenido hasta aquí, obviamente que hemos tocado el tema con él y tiene una visión muy parecida a la nuestra”. Y luego añadió que “este es un tema que excede a los nombres propios de Omar Perotti, Miguel Lifschitz”.

Por último, Busatto advirtió que para avanzar sobre la reforma de la Constitución provincial “se necesitan consensos de todas las fuerzas políticas; se necesitan 34 sobre 50”. Y comentó que “por eso, pensar que estas son avivadas parlamentarias es desconocer la situación”.

Más información

Galdeano también quiere reactivar la reforma de la Constitución de Santa Fe

Para Barletta, es momento de promover la reforma constitucional en Santa Fe