Lifschitz dijo que el rebrote del delito en Rosario tiene "intencionalidad política"

El gobernador aseguró que el incremento de hechos de inseguridad y violencia en los últimos días buscan "desestabilizar al gobierno de Santa Fe” cerca de las elecciones. Sostuvo que hay investigaciones para determinar el “entramado organizativo” y aseguró que dirigentes políticos "aprovechan las circunstancias para llevar agua para su molino"

     Comentarios
     Comentarios

El gobernador Miguel Lifschitz dijo que el rebrote de violencia y el aumento de los hechos delictivos este fin de semana largo, sobre todo en Rosario, tienen una "intencionalidad política" a pocos días de las elecciones. Además, sostuvo que hay investigaciones encaminadas para determinar el origen de ese “entramado organizativo” y aseguró que su gobierno seguirá enfrentando el delito.

En una conferencia de prensa que encabezó junto al ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y al de Justicia, Ricardo Silbesrtein, el mandatario provincial se refirió a los crímenes del jueves, a los posteriores robos a taxistas y a las balaceras en locales nocturnos.

Lifschitz recordó que el año pasado hubo un recrudecimiento de la violencia con las balaceras a edificios vinculados a la Justicia con el objetivo de presionar a ese poder del Estado. En cambio, ahora –según el gobernador– los hechos del fin de semana pasado “tienen un sentido más político”.

Para el mandatario provincial la intención es “desestabilizar al gobierno, al Ejecutivo, en medio de un proceso electoral en la semana previa a las elecciones primarias con el claro objetivo de promover un cambio de gobierno o un deterioro de la imagen del gobierno de la provincia de Santa Fe”.

“Evidentemente tienen un entramado organizativo y una clara intencionalidad. No quiero decir que estén involucrados los dirigentes políticos pero sí que aprovechan las circunstancias para llevar agua para su molino”, añadió Lifschitz.


“Hay hechos que están siendo esclarecidos”, aseveró el gobernador y luego manifestó que “seguramente alguno de estos grupos se van a poder desentrañar en los próximos días con mayor claridad”.

Ya tenemos muchos responsables materiales identificados”, expresó y luego enumeró los casos más resonantes del fin de semana.

Sobre el crimen del taxista Mario Esusy dijo que hay una persona que está siendo imputada y “dos prófugos identificados”. En el caso de la joven asesinada en Alsina al 2800 expresó que “hay un cómplice detenido y está identificado el autor material”.

Sobre la “sucesión de hechos de robos a taxis” el gobernador sostuvo que fue un fenómeno “poco ocasional” porque habían bajado los hechos en los últimos años. Dijo que fueron doce en una noche, de los cuáles cuatro están esclarecidos y otros cuatro tienen los autores indentificados.

Finalmente, Lifschitz también mencionó los “tres hechos de ataques a bares de diversion nocturna en Pichincha cuyos responsables no fueron identificados pero si los vehiculos utilizados”.

“No tenemos ninguna duda de que hay una intencionalidad política en provocar este tipo de actos”, insistió el mandatario provincial y recordó que hay investigaciones en curso.

“Estamos detrás de una investigación sobre la participación de Marcelo D'alessio en operaciones de inteligencia en Rosario vinculada al grupo de Los Monos. Todo esto configura un escenario que excede la situación mas normal de los fenómenos de inseguridad. Siempre hemos sido muy claros y hemos ido de frente, ustedes me conocen. Este gobierno ha tenido una actitud simpre frontal para combatir el delito. Nunca hemos aceptado ningun tipo de negociación con el delito; no se si ocurre lo mismo en otros ámbitos”, concluyó el gobernador.

Comentarios