Un joven brasileño simuló su propia muerte porque su familia no aceptaba que fuera gay

Dejó que lo creyeran muerto tras el derrumbe de la mina en la que trabajaba. "O fingía que estaba muerto o iba a morir de verdad. Mi padre y mi familia tienen odio y asco de mí"

     Comentarios
     Comentarios

Apareció con vida Evandro Schwirkowsky, un joven brasilero que creían muerto tras el derrumbe de la mina de Córrego do Feijão, en la ciudad de Brumadinho. Su familia no aceptaba que fuera gay y decidió huir. "O fingía que estaba muerto o iba a morir de verdad. Mi padre y mi familia tienen odio y asco de mí", contó al diario Correio. 

La desaparición del hombre data del 25 de enero, día del derrumbe ocurrido en la mina en Córrego do Feijão en la pequeña ciudad de Brumadinho. El hecho cobró la vida de 157 trabajadores y 182 desaparecidos. La infeliz coincidencia lo llevó a simular su fallecimiento y tres meses después dice estar arrepentido.

Ochenta días después del accidente dijo a lo medio mencionado: “Cuando supe de la tragedia tuve esta idea, para que mi familia se librara de mí”.

Según la plataforma digital La estación del Siglo,  viajó a la zona en busca de trabajo y logró salir de la mina una hora antes del accidente, cuando regresó a su casa con su pareja. Sin embargo, no encontraron rastros y su nombre apareció en la lista de personas desaparecidas. La familia se expresó en los medios: “Lo único que queremos es una respuesta, para poder enterrar a mi sobrino, el único hijo de mi hermano”.

Finalmente el hombre aceptó su error y afirmó que su familia está más alejada. Lo único que espera es que, ahora que saben que está vivo, finalmente lo acepten como es. 

Comentarios