“Los peronistas somos como los gatos; cuando parece que nos peleamos, nos estamos reproduciendo”. La frase dicha por Juan Perón tantos años atrás parece más vigente que nunca. Este sábado por la mañana la ex presidenta y actual senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner sorprendió con el anuncio de su precandidatura a la vicepresidencia de Alberto Fernández quien fue muy crítico de la última gestión de Cristina y que parecía el más impensado compañero de fórmula. Cómo se gestó el acuerdo que desde Cambiemos compararon con el histórico “Cámpora al gobierno, Perón al poder” –y aún peor, con Jack, el Destripador y con la “autodestrucción de la Argentina”–, cómo queda la situación judicial de Cristina si llega a ser vicepresidenta y cómo se acomodarán las fichas al interior del Partido Justicialista.

Una voz en el teléfono

Primera clave: la cumbre del PJ. El martes pasado por primera vez en 16 años, Cristina participó de la reunión de dirigentes del justicialismo y salió con el compromiso de un “rol central”. Al día siguiente, el miércoles, la propia Cristina llamó al ex jefe de Gabinete de su difunto marido, Néstor Kirchner y lo interrumpió en medio de una clase en la facultad de Derecho para proponerle un encuentro.

Esa misma tarde se reunieron y como contó la ex mandataria en el video lanzamiento, ella le ofreció a él ser su segunda. Alberto iría como precandidato a presidente y ella como vice. Según publicó La Nación, Fernández le pidió 24 horas para pensarlo y para el sábado ya estaba listo el spot.

Otra clave: a diferencia de 2015, Cristina concedió someterse a las Primarias y automáticamente los otros candidatos peronistas: Agustín Rossi y Felipe Solá, declinaron sus postulaciones en pos de la unidad. Daniel Scioli y Sergio Massa, sin embargo, parecen seguir en carrera.

Los fueros de Cristina

La posibilidad de ser elegida vicepresidenta no modificaría demasiado la situación judicial de Cristina, de hecho la blindaría aún más. La ley de Fueros, sancionada en 2000 establece que en el caso del presidente o vice no alcanza sólo con el desafuero (como ocurre con los legisladores), sino que estos funcionarios tienen que ser removidos de sus cargos mediante un juicio político antes de ser detenidos. Es decir, ya no alcanza con una votación en el Senado para hacer cumplir esa orden judicial.

Este marte. la ahora precandidata a vicepresidenta enfrenta su primer juicio por el desvío de contratos de obra pública en la provincia de Santa Cruz para favorecer al empresario Lázaro Báez. En total, sobre Cristina pesan cinco pedidos de prisión preventiva en el marco de 11 causas que la Justicia Federal lleva adelante en su contra y de otros acusados por distintos casos de corrupción.

Todos unidos triunfaremos

Tras el lanzamiento, el presidente del PJ, el diputado nacional sanjuanino José Luis Gioja, apoyó la fórmula con la fuerza de todo el peronismo. “Reivindicamos la decisión, valoramos la actitud y acompañamos todos”, afirmó.

Luego, Agustín Rossi y Felipe Solá bajaron sus precandidaturas y los gobernadores peronistas comenzaron a brindar su respaldo.

La mandataria de Tierra del Fuego, Rosario Bertone, fue una de las primeras en hacer pública su opinión, focalizando su mensaje sobre la intención de unidad detrás de la postulación y manifestando su apoyo hacia Alberto Fernández. “Vuelve la esperanza”, tuiteó.

Por su parte, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, calificó la fórmula Alberto-Cristina como "un paso importante para unir”. Para el chaqueño Domingo Peppo, la resolución de Cristina de ir como vice, es "un acto de grandeza para superar grietas".

Desde Tucumán, Juan Manzur, también se expresó a favor de la fórmula lanzó críticas al presidente Mauricio Macri: "Vamos a terminar con el ajuste salvaje de Macri y volveremos a poner a la Argentina en la senda del crecimiento y Justicia Social".

La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner también –y obviamente– respaldó la decisión de su cuñada que a su entender “una muestra una vez más su inmensa entrega y compromiso”.

En la misma línea, la líder provincial de Catamarca, Lucía Corpacci, celebró la fórmula y prometió “hacer todos los esfuerzos para construir una alternativa que represente a la mayoría”.

También saludó el gesto el gobernador de La Rioja, Sergio Casas: “Primero La Patria, después El Movimiento y luego Los Hombres".

Por su parte, el entrerriano Gustavo Bordet valoró la iniciativa pero dejó abierto el diálogo: ”Seguimos hablando con todos los sectores".

Más información

Alberto Fernández: "Cristina es una víctima del sistema judicial"

Cristina vice: un baño de realismo en una jugada para los libros de historia

|Por Damian Schwarzstein