La intendenta Mónica Fein previno otra vez contra la llegada de Uber pero anticipó un proyecto para incorporar la tecnología de esa aplicación en los taxis en circulación. En tanto los tacheros no quieren saber nada un Uber y preparan para este miércoles una movilización en protesta.

“La tecnología debe ser incorporada y la semana que viene vamos a hacer una propuesta para incorporar la tecnología que tiene Uber en el mundo”, dijo Fein en contacto con la prensa en Mitre y Pasco, cuando presentaba un programa de reparación de veredas.

Pero inmediatamente advirtió: “Cuidado con la precarización laboral”. En tal sentido, sostuvo que se busca una propuesta que incorpore las facilidades que ofrece la aplicación y que se garantice al mismo tiempo, “la seguridad del pasajero y el futuro del chofer”.

Por su parte, el titular de la Asociación de Taxistas Independientes (ATI), Mario Cesca, manifestó la preocupación del sector en contacto con A diario, el programa que conduce Alberto Lotuf por Radio 2.

“Uber no es una empresa de transporte, es una empresa de comunicación que vincula un auto con una persona que quiere viajar”, aclaró. Opinó que en algunas ciudades puede coexistir con el transporte urbano de pasajeros, por el movimiento de la población. Se refería a grandes localidades turísticas que por temporadas se multiplica la cantidad de personas por la calle.

Para Cesca Uber propicia la precarización laboral por cuanto no asume ninguna carga social; además es un sistema que escapa al control del Estado y cuyas ganancias se tributan afuera del país.

Más información

Taxistas se movilizan el miércoles contra Uber