Cristina Kirchner y Luis Novaresio se cruzaron públicamente en relación a la entrevista que el periodista le hizo a la ex presidenta en 2017. Hubo un intercambio a través de medios de comunicación y la actual precandidata a vicepresidenta de la Nación terminó pidiéndole disculpas.

Durante la presentación de su libro “Sinceramente” en Mar del Plata, la hoy senadora y candidata a vicepresidenta se refirió a la entrevista que le hizo Novaresio como “interrogatorio”. “Por ejemplo, a mí, cuando me hicieron un reportaje, Novaresio… me interrogaron, prácticamente. Es un interrogatorio. Falta la luz, así, acá, y alguien que de atrás me esté haciendo alguna cosa para que… para que responda", sostuvo.

Enterado al respecto, el periodista rosarino adelantó que se referiría en su programa televisivo a una "imputación de cuasi torturador " que supuestamente le hizo CFK en Mar del Plata. Incluso, publicó un texto en Infobae bajo el título “El día en que interrogué a Cristina” en el que expuso: "Recordemos que era absolutamente excepcional que la expresidenta consintiera ser entrevistada. Algo que parecía augurar un nuevo estilo. Sin embargo, se hace evidente ahora que la doctora Kirchner tomó tal idea, la de preguntar y repreguntar, como un inadmisible. Porque "un interrogatorio con una luz de frente" es algo inadmisible. Surgen rápido algunas preguntas: ¿cambió entonces su modo de pensar al periodismo en el Estado de derecho? ¿Cree en la obligación de dar cuenta de sus actos de gobierno por medio de explicaciones en medios masivos de comunicación o el periodismo sigue siendo una amenaza desestabilizadora? Respuestas: Interrogatorio. Luz de frente. Alguien detrás que le hace algo para que responda".

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner le respondió a través de su cuenta de Twitter al periodista: "Quiero decirle que como surge claramente de la exposición y el contexto en que lo dije, lo hice en un sentido obviamente metafórico y para que pudiera entenderse claramente la diferencia en la forma de entrevistar a los candidatos del gobierno y a los candidatos de la oposición", añadió.

También se refirió a la reciente entrevista del periodista cordobés Mario Pereyra al candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández. "Sin ir mas lejos y a título de ejemplo, lo que Alberto Fernández debió soportar en Córdoba de parte de un periodista claramente vinculado al oficialismo y que es una prueba cabal de lo que quise poner de relieve", dijo sobre los reportajes a figuras del peronismo.

CFK le pidió disculpas a Novaresio si se sintió ofendido e insistió: "Estuvo muy lejos mi intención de hacerle ningún tipo de imputación y menos de esa naturaleza de tan triste memoria para los argentinos y las argentinas".

Más información

“Pindonga” y “cuchuflito”, las palabras de Cristina que sacudieron las redes